Tres meses

Hoy el cachorro cumple 3 meses ya. ¡Y hay que ver cómo ha cambiado en estas últimas semanas!

Para  empezar, como era de esperar está más grande, ha empezado a usar la talla 6 meses. Más que gordito lo que está es largo, le quedan tirantes los pies de los pijamas, parece que se le fuera a salir el dedo gordo por la costura.

También está mucho más atento a todo, mira lo que hay a su alrededor y desde hace un par de semanas está usando las manos, principalmente para metérselas en la boca. Se mete dos o tres dedos a la vez y a aveces hasta se provoca arcadas, el muy bruto. Este mañana se dio cuenta de que tiene dos y que puede agarrarse una con la otra, pero como lo de soltar las cosas aún no se le da nada bien se quedó ahí bloqueado y con cara de desconcierto.

manosLa cabecita cada vez la sujeta mejor, sobre todo cuando lo tengo en brazos en posición vertical. Lo de estar tumbado sobre la tripa no le hace tanta gracia, cuando se cansa le cae la cabeza y acaba frotando la cara contra la sábana de pura frustración, no tiene pinta de que le vaya a gustar dormir boca abajo más adelante, lo que es una ventaja.

Pero en general tiene mucha más fuerza, cuando encuentra algo en lo que apoyar los pies arquea la espalda, levanta el trasero, empuja con las piernas y sale disparado hacia arriba. Antes cuando lo ponía en el cambiador podía usar las dos manos para sacar el pañal o la crema o lo que hiciera falta, pero ahora tengo que dedicar siempre una mano para sujetarlo y que no se tire por la parte superior, y en la silla de paseo (abandonamos el capazo hace un par de semanas) tengo que ponerle las correas.

En cuanto al sueño, sigue igual de dormilón, a las 11 ó 12 de la noche lo despierto para darle un biberón y ya ni se mueve hasta las 7 de la mañana, que nos ha tocado la lotería con este niño.

En general se nota más mayor, es capaz de pasar más rato solo, sobre todo por las mañanas, y se empieza a notar que va a ser un torbellino. Eso sí, ¡un torbellino de lo más risueño!

Una curiosidad, hace unos días el cachorro tuvo su primera pesadilla. Lo tenía en brazos, totalmente dormido, y de repente se puso a llorar a grito pelado. Se despertó, me vio y ya se quedó tranquilo, así que supongo que estaba soñando algo terrible. Me ha parecido una cosa muy peculiar porque, ¿qué clase de cosas le darán miedo a un bebé? ¿Un pañal muy mojado? ¿Un biberón vacío? A saber…

Hoy le deberían haber puesto la vacuna de la Meningitis B, recomendada por la pediatra, pero resulta que no la hay en las farmacias. He preguntado en tres de Alcalá y en otra de Madrid, y en todas me han dicho que todavía no está disponible, no sé si porque falta algún trámite burocrático o porque el laboratorio que la fabrica no tiene stock para tanta demanda. Han dado la noticia a bombo y platillo de que ya se podía comprar, los pediatras recomiendan ponerla y total para nada. El caso es que no se puede poner a los 4 meses junto con las del calendario de la Seguridad Social, así que supongo que tendré que retrasarla por lo menos hasta los 5 meses. Menos mal que aún no va a la guardería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s