Cuatro meses y más vacunas

Hace una semana el Cachorro cumplió 4 meses, y el martes pasado le tocó revisión con la pediatra y la segunda dosis de sus vacunas. El pobre acudió a la consulta sonriente y confiado, se dejó pesar (7,125 Kg), protestó un poco al medirlo (65,5 cm) pero en general derrochó simpatía. Hasta que de repente y completamente a traición recibió el primer pinchazo. El pobre puso una cara de indignación y desconcierto muy adecuada a su edad, pero me temo que a las siguientes visitas médicas asistirá con más desconfianza.

La pediatra me ha advertido de que no estará completamente inmunizado hasta la tercera dosis a los 6 meses y que hay una epidemia de tosferina muy peligrosa en toda España, así que no debe estar con otros niños para que no corra peligro de contagio.

Tiene narices que hayan dejado que se llegue a esta situación, con lo fácil que es vacunar a las embarazadas y que los bebés tengan inmunidad los primeros meses, pero claro, si el Ministerio de Sanidad admitiera el brote tendrían que gastar dinero en las vacunas, y no están por la labor. Por el mismo motivo he tenido que pagar 70€ por la vacuna para el rotavirus, recomendada por los pediatras pero fuera del calendario oficial, y tendré que gastar más de 100 por dosis cuando por fin esté disponible la de la meningitis. En fin, al menos podemos pagarla, que debe ser desesperante tener que dejar a tus hijos desprotegidos simplemente por no tener dinero.

Los 4 meses han venido acompañados de un corte de pelo que ha dejado al Cachorro pelón, y de una nueva habilidad: la de darse la vuelta de boca abajo a boca arriba. Por lo demás sigue siendo un niño que suele estar de buen humor, que duerme toooda la noche de un tirón y que come estupendamente. También han traído un juguete nuevo: una manta de juegos de Fisher Price que tiene un piano en la parte de los pies. Hemos comprado además una de esas alfombras puzzle hechas como de espuma para poner debajo de la manta y que no pase frío, que no me gustaba la idea de ponerla directamente en el suelo. La manta ha sido un éxito rotundo, la primera vez que pusimos al Cachorro sobre ella casi le da un ataque intentando agarrar todos los juguetes que cuelgan del arco. Nos dio también una valiosa lección: los juguetes nuevos mejor por la mañana. Cometimos el error de estrenarlo por la noche y luego tardó más de dos horas en dormirse y aun dormido seguía agitando pies y manos.

fisher priceLa próxima revisión será a los 6 meses, nueva dosis de las vacunas y empezaremos con la alimentación complementaria.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Cuatro meses y más vacunas

  1. Pingback: El Cachorro nos trae de cabeza | Cachorro humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s