La primera papilla

El miércoles hicimos una visita a la pediatra y nos dio indicaciones de empezar ya a darle cereales sin gluten al Cachorro. Fue una sorpresa ya que en la revisión de los 4 meses nos había dicho que seguiríamos solo con leche hasta los 6 meses, pero como el Cachorro ya va a empezar la guardería en breve debió decidir que ya iba siendo hora.

Los cereales (maíz y arroz, ya que el resto tiene gluten) se disuelven en el biberón de leche preparado como siempre, con lo que se espesa. Cuanto más cereal se añade, más espeso, así que se puede poner solo un par de cucharadas y dárselo en el biberón o añadir hasta que tome consistencia de papilla y dárselo con cuchara. Y por ahora se la tenemos que dar dos veces al día, por la mañana y por la noche.

La pediatra insistió mucho en que se lo diera con cuchara para que vaya aprendiendo, así que eso hice. Con el Cachorro en su nueva trona de Ikea súper barata y estupenda y el babero bien colocado, nos pusimos manos a la obra. El Cachorro se unió a la iniciativa con entusiasmo, aunque con puntería desigual. Si conseguía meterle la cuchara en la boca la chupaba con interés y conseguía tragar la mayor parte, pero ciertos movimientos bruscos de cabeza y brazos acabaron con papilla en la oreja, el cuello, el suelo… El embadurne fue general, porque una cosa que no se me había ocurrido hasta enfrentarme a la situación es que el alimentador está en una clara desventaja frente al alimentado: tiene las manos ocupadas. Las dos, porque una hace falta para la cuchara y la otra para sujetar el cuenco, que en la bandeja de la trona y al alcance de los brazos siempre móviles y completamente libres del Cachorro habría durado 2 segundos.

El resultado fue bastante mejor de lo que esperaba. Se comió una gran parte de la papilla, y el resto nos la llevamos puesta: al terminar hubo que cambiarle el pijama y yo tuve que poner a lavar toda mi ropa. Ya he comprado un par de baberos de esos con mangas, a ver si la cosa mejora un poco. Y he decidido que por ahora por las mañanas se la voy a dar en biberón, porque todo el proceso duró unos 45 minutos, y a las 7 de la mañana no lo veo yo.

20160120_213551

Dentro de dos semanas tenemos que empezar con las papillas de fruta, para la merienda, así que ya estamos embalados hacia la comida de adultos. ¡Y eso que el Cachorro aún no ha echado los dientes!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s