El Ventolín y la Seguridad Social

Como ya conté en un post previo, fue empezar el Cachorro la guardería y cogerse un catarro, con congestión nasal, tos y bastante fiebre. La pediatra lo diagnosticó como virus y nos recetó Paracetamol e Ibuprofeno para la fiebre, que desapareció en un par de días, con lo que parecía confirmar el diagnóstico.

Pero el moqueo y la tos no desaparecieron con la fiebre, sino que siguieron ahí, de lo más molestos. Varias visitas de seguimiento a la pediatra no encontraron nada malo, simplemente un catarro de las vías aéreas superiores que no afectaba a los bronquios, la tos debía ser causada por al mucosidad que tenía en la garganta. Pero como la cosa no mejoraba le recetaron Fluidasa, un jarabe para la tos. Y como seguía sin mejorar y tuvo unos días con un poco de fiebre, amoxicilina por si acaso había alguna infección oculta.

Así llegamos al viernes pasado, más de un mes de tos que hace que el Cachorro, dormilón donde los haya, se despierte varias veces durante la noche con unos ataques de tos que lo dejan morado y medio ahogado. Así que volvimos a la pediatra, y esta vez nos dijo que escuchaba un pequeño ruido en su respiración, que parecía indicar una bronquilitis. No sabemos si el ruido estaba antes porque el Cachorro se tomaba cada examen médico como una agresión a la que debía responder pegando alaridos, hasta que de repente el viernes decidió que estaba la mar de tranquilo y que el estetoscopio molaba.

Así que le han recetado Ventolín, y aquí es donde me he llenado de justa indignación con la Seguridad Social. La pediatra me explicó que se lo tendría que administrar con una mascarilla que debía pedir en la farmacia, y eso hice. La farmacéutica me trajo el medicamento, también un tubo de plástico que llaman la cámara a través del cual se debe inhalar el spray, y una mascarilla de silicona, y me dijo que la mascarilla no la financiaba la SS pero que lo demás sí. A pagar, casi 13€ por todo, y cuando ya me iba se me ocurrió preguntar cuánto costaba la mascarilla. Pues 11.90€. Chupa del frasco, carrasco. O sea que si tienes un bebé enfermo y no tienes dinero, o te lo sacas de comer o le dices que inspire hondo, a ver si hay suerte, porque la Seguridad Social no te ayuda a pagar el único medio de administrarle la medicina. ¿No es indignante?

ventolin

camara

mascarilla

La pieza de la discordia

Y así llegamos al lunes, con el Cachorro con sus ataques de tos nocturnos que pasan del Ventolín cosa mala. Volvimos a la pediatra y le dije que había pedido cita con una fisioterapeuta respiratoria para ver si conseguía sacarle los mocos de una vez por todas. Me dijo que le parecía bien y que volviese el miércoles, que si no funcionaba veríamos si la tos era de origen alérgico. Pero la visita a la fisio la contaré otro día, que se merece su propio post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s