El juego del No

Está claro que en esta era de Internet, los padres recibimos información en un auténtico bombardeo. Y sobre cualquier tema hay opiniones enfrentadas, cuyos partidarios las defienden con vehemencia. Por ejemplo, en cuanto a la conveniencia de decirle “no” a los bebés, hay quien piensa que hay que enseñarles desde muy pequeños cuales son las normas y los límites, mientras que otros padres defienden que es mejor decirles las cosas en positivo, evitando estar siempre diciendo que no.

Yo intento el método positivo con algunas cosas, por ejemplo si me da un golpe o un pellizco, que es una habilidad que ha dominado a la perfección a muy temprana edad, le sujeto la mano y le digo que tiene que tocar a las personas más sueve, con cariño, y me paso su mano por la cara. Y funciona bastante bien, cada vez da menos porrazos. Tampoco creo que haya que exagerar, en esta vida uno tiene que oír muchas negativas, y más vale aprender a lidiar con ello si no se quiere pasar la vida en constante estado de frustración por no salirse con la suya. Hasta los Rolling lo saben.

En general intento no pasarme el día diciendo diciéndole que no haga esto o lo otro, simplemente porque no creo que me entienda. Desde mi punto de vista la cosa va así. El Cachorro se acerca gateando a un enchufe. Yo me levanto corriendo y diciendo “No, no, no, no”, y agitando el dedo para que quede claro, y lo aparto de allí. Pero desde el punto de vista del Cachorro estoy segura de que la cosa es totalmente distinta. Él se acerca a un enchufe, volviéndose a mirarme todo el tiempo para asegurarse de que veo lo que hace. Cuando llega al enchufe ya se está partiendo de risa, se gira hacia mí y agita el dedo en el aire, imitando perfectamente mi gesto, y entonces yo cumplo con mi papel en el juego, que es levantarme corriendo y diciendo “No, no, no, no”, y lo aparto del enchufe, donde ya está metiendo el dedo riéndose a carcajadas.

Total, que he puesto protectores de seguridad en todos los enchufes. Por supuesto, seguimos jugando. El Cachorro porque le parece muy divertido, y yo con la vana esperanza de que acabe entendiendo que los enchufes no se tocan.

img_20160923_215706

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s