¡Un disfraz de Halloween!

El viernes de la semana pasada, aunque solo era 28 de octubre, en la guardería del Cachorro las profesoras de inglés hicieron una pequeña fiesta de Halloween. Lo lógico habría sido hacerlo el lunes 31, pero era día no lectivo, así que lo adelantaron.

Aunque no era obligatorio que los niños fueran disfrazados, decidí que el Cachorro sí se disfrazaría, y que se lo haría yo: un disfraz de pingüino. La elección no fue casual, sino forzada por mis muy limitadas habilidades para la costura, porque era un disfraz que ya tenía medio hecho. Usando el saco de dormir del Cachorro, de penguinbag.com, solo necesitaba hacerle un gorrito.

Compré un gorro de piscina de licra y unas láminas de gomaeva amarilla, blanca y negra, y listo, un pico y unos ojos cosidos al gorrito hicieron una cabeza de pingüino bastante apañada. Lo peor fue coser la gomaeva, que es gordita, y que el gorro al ser redondo no me permitía sujetarlo bien, pero el conjunto quedó bastante apañado.

img_20161028_073615

El Cachorro no estaba muy conforme con lo de llevar un gorro encasquetado hasta los ojos y cada poco rato intentaba quitárselo, pero por lo demás iba muy cómodo.

img_20161028_072442

Así que ya puede venir febrero, que el Cachorro y yo estaremos listos para hacer un disfraz nuevo. ¡Puede que incluso uno entero!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s